El Desarrollo Sustentable

Plantea dos caminos integrados: enfrentar la situación de pobreza en que vive la mayor parte de la población mundial y el desafío que genera los graves problemas medioambientales. Entre sus diferentes objetivos se encuentra “aprovechar, conservar y restaurar los recursos naturales”.

Este siglo en que vivimos, sin desmerecer los avances tecnológicos, será el del avance ecológico, el cuidado de la naturaleza, el uso racional de la energía, de los procesos industriales y los bienes de consumo.Su importancia será el cierre de los ciclos de vida útil y el inicio de uno nuevo sin ocasionar un impactó del hábitat.

La sustentabilidad ecológica protegerá los recursos naturales con vista al futuro, sin dejar de usarlos, tendremos que generar energías renovables. Ser suficientemente capaces de crear formas de subsistencia que no descansen en el daño al medio ambiente, pero que tampoco genere atraso en su adelanto.

La importancia del desarrollo sustentable, es determinar el uso de nuevas energías basadas en recursos renovables y en la existencia de nuevos productos orgánicos, sanos, beneficiosos, que no cambien la diversidad natural y ambiental.

El siglo XX significó el desarrollo de la revolución automotriz, y lo que empezó siendo un objeto de lujosa adquisición, sólo al alcance de una clase muy privilegiada, dio paso a un objeto de alto consumo masivo, creación de una necesidad tal vez indispensable para la mayoría de las personas y países del mundo.

Como consecuencia de ese consumo masivo tenemos llantas viejas e inservibles, que cada día se convierten en basura pero que con mucha seguridad pasarán a convertirse en un recurso renovable: carreteras, vías de comunicaciones, y otros productos utilitarios.

Toda empresa de desguace asturias o cualquier otra localidad, que quiera trabajar por el desarrollo sustentable, deberá avanzar simultáneamente en base a los siguientes aspectos: ambiental, empresarial, económico, humano, tecnológico e institucional. Y las características de este proceso laboral y globalizado serán diferenciadas según la situación específica en que se encuentre un determinado país o región.

Los cambios son difíciles de aceptar, romper paradigmas y sustituirlos requieren de actores con enfoques y formas diferentes de ver. Si existió el siglo de las luces, tendremos y contaremos con el siglo de la reutilización de bienes; productos dentro de otros productos, el final de una vida útil dentro de otra vida inicial y así sucesivamente. Lo que Henry Ford comenzó en 1908 como una producción en cadenas de montaje de coches, innovadora, está vezserá con valorización en función de nuestro ambiente.