Monos de vestir ideales para la fiesta de tu mejor amiga

Tu mejor amiga organiza una maravillosa fiesta para celebrar una ocasión especial y lo primero que te preguntas es ¿qué voy ponerme? Los monos de vestir para fiesta son una gran idea y, tal vez, la mejor alternativa ya que te permiten jugar con toda una serie de factores que siempre se tienen en cuenta en estos eventos:

– Los monos son adecuados para cualquier época del año. El mono se puede llevar prácticamente a cuerpo y con poco abrigo o se puede llevar con algo que tape un poco más para acudir a la fiesta de tu mejor amiga. Pero, una vez en la fiesta, la ropa no es de primavera ni de otoño. Todo el mundo viste tirantes, escotes y ropa de telas finas en una fiesta, porque se espera que la temperatura lo permita. Así que no mires el mono como algo de verano o de invierno sino como una prenda de fiesta.

– Los monos sientan muy bien y resultan altamente favorecedores. Los monos son una prenda femenina y muy favorecedora. Los monos que quedan flojos y sueltos resaltan las curvas al moverse sin necesidad de ceñir y los escotes te darán ese toque provocativo que tanto se lleva en un look de fiesta. Un mono perfecto se adaptará a tu cuerpo y a tu movimiento siendo insinuante pero no vulgar.

– Los monos de fiesta son lo más adecuado para evitar looks idénticos. Si escoges un mono de fiesta como prenda para la fiesta de tu mejor amiga reduces las posibilidades de que alguien más lleve el mismo look ya que la mayoría de las chicas apostarán por los vestidos de fiesta. Si además eliges un mono en una tienda online, las posibilidades de repetir serán todavía más remotas. Te recomendamos que siempre escojas moda española.

Los monos de fiesta se ajustan a distintos estilos de vestir. Un mono de fiesta bonito y atractivo puede combinarse con distintas prendas y conseguir un estilo diferente con cada una de ellas. Si quieres un estilo sofisticado combina tu mono con un bonito kimono. Si prefieres un aire más salvaje y arriesgado, hazlo con una cazadora de cuero que contrastará con el aire más formal del mono. Y, si lo que quieres es un toque clásico, lleva tu mono de fiesta con un chal que haga juego con tu bolso.