Motivos para hacer una rehabilitacion de edificios

Existen muchos motivos para llevar a cabo una rehabilitación de edificios, en especial porque las estructuras de los edificios deben estar en perfecto estado. Por este motivo, la rehabilitación de edificios es algo básico para que puedas mantener cualquier edificio en regla con la normativa española.

Según la legislación vigente en España los propietarios de cualquier tipo de terrenos o construcciones deben ser conservados en condiciones de seguridad. Pero, las reformas se deben hacer por diferentes motivos que debes tener en cuenta, como los que he reunido en este post.

¿Por qué se deben rehabilitar los edificios?

Son muchos los motivos que se deben tener en consideración para que hagas una rehabilitación. Dentro de los principales a tener en cuenta están:

Cumplimiento con las normas

Es quizá la principal razón por la que se deben realizar las reformas, en especial porque en la propia legislación es establecen inspecciones periódicas. En estas inspecciones, arquitectos colegiados revisan la seguridad, estanqueidad, estado estructural, y todos los aspectos relevantes para estar en buen estado dependiendo si es de uso residencial, comercial u oficinas.

Exigencias de la ley

En cuanto a las exigencias de la ley, se debe tener claro que se deben verificar el estado de:  estructuras, cimentación, fachadas, redes de electricidad, cubiertas, alcantarillado y canalizaciones de agua. Si no se atienden estas obligaciones, los ayuntamientos pueden imponer sanciones y optar por la rehabilitación forzosa de edificios.

En todo caso, debes tener en cuenta que, existen algunos puntos en los que existen obligaciones para añadir otros motivos. En el caso de darle un destino diferente al uso inicial se debe hacer la rehabilitación o recuperación de edificios para que tengan las mejores condiciones.

Falta de suelo

En el centro de las ciudades, así como con la conservación de construcciones típicas, han potenciando la recuperación de edificios. Esto con la finalidad de mantener el uso original o para darle un nuevo uso o incorporar nuevas funciones.

El primer caso está en la recuperación de edificios de comunidades de vecinos particulares, así como en la restauración de edificios históricos. En caso de los edificios que fueron residenciales, y que en la actualidad se han convertido en hoteles o espacios comerciales la rehabilitación y la incorporación de nuevas funciones es básica.

La rehabilitación de las construcciones ha sido una alternativa más asequible en los últimos años, debido a los abusos especulativos de constructoras y de la banca, siendo una solución para determinadas ayudas que ofrece el gobierno.