Motos que parecen un poco olvidadas

pieza-scooter.com foto 3

Si nos damos cuenta de un tiempo a esta parte no son nada más que coches los que podemos ver en todos lados, la verdad que hay ocasiones en las que bajar al centro de tu ciudad con él se convierte en una auténtica odisea para poder estacionar. En mi ciudad por ejemplo hemos tenido que optar por ir caminando a un montón de sitios ya que en la mayoría de las veces no nos compensa sacar el coche, uno porque gastas muchas más gasolina de tanto dar vueltas buscando aparcamiento y dos porque lo tienes que dejar tan lejos del sitio al que vas que ni siquiera te merece la pena. Yo recuerdo cuando era más jovencita que aparte de no haber tantísimos coches o por lo menos eso me parece a mí, las motos eran mucho más utilizadas que ahora, por ejemplo las scooter se convertían en regalos impresionantes para los más jóvenes que iban incluso al instituto con ella, claro es esos tiempos no se tenía que ir a la autoescuela para sacarse el permiso como ahora, y quizás a muchos padres eso les tira para atrás.

Yo desde luego llevo un tiempo planteándome el desempolvar mi scooter que tantos años lleva guardada, más que nada porque cuando tienes niños en la moto no puedes ir con ellos, y cuando debes dejarlos con alguien porque va a trabajar dese luego el coche se convierte en la mejor elección. Pero ahora que mis retoños ya son grandes y el buen tiempo creo que está a punto de llegar estoy pensando en sacar mi scooter, ahorrarme la zona azul que en mi ciudad las motos no paga y aparte de darme el aire el aparcamiento lo tengo claro y seguir. El problema que igual se me presenta es que no sé en qué condiciones estará la moto, los vehículos parados y sin uso tienden a deteriorarse mucho más que si los utilizáramos, aunque creo que no voy a tener problema porque en las afuera de la ciudad han abierto un desguace scooter con el que seguro que voy a poder contar si a la moto le hace falta alguna pieza.

Lo malo van a ser mis hijos que en cuanto la vean la van a querer y pudiera ser que al final me vea yendo a trabajar con el coche y volviéndome loca con el aparcamiento otra vez.